Tratamientos de ácido hialurónico: lo que debes saber

¿Qué haría yo sin el ácido hialurónico? Sin duda muchos de mis tratamientos de medicina estética en Barcelona ni siquiera existirían y sobre todo no serían tan efectivos. Y es que el ácido hialurónico es un gran aliado en mi trabajo, y por lo tanto es un gran aliado para ti y que tu aspecto sea mucho más atractivo, saludable y hermoso. 

Ahora te lo explico y al mismo tiempo cuento algunas cosas que debes saber sobre este producto tan interesante. Pero antes… 

¿Qué es el ácido hialurónico?

Se trata de una sustancia que se encuentra en nuestro organismo y cuya función es favorecer la hidratación y absorción de moléculas de agua en nuestra piel. Además posee la habilidad de estimular la producción de colágeno.

Por todas estas cualidades el ácido hialurónico tiene muchas aplicaciones y no solo en el mundo de la medicina estética. También es un producto médico muy usado para problemas de artritis, por ejemplo. Al igual que es un ingrediente habitual en numerosos productos cosméticos. 

Recordemos que su poder hidratante siempre proporciona luminosidad y elasticidad a la cara. Por lo tanto sus efectos son fácilmente visibles en ciertas partes del rostro como las ojeras, las mejillas, el óvalo facial, el cuello e incluso el escote. Llevando a cabo tratamientos de manera constante, la piel genera fibras de colágeno que le permiten ganar fuerza y así prevenir más flacidez del rostro.

¿Cuáles son los tratamientos que usan ácido hialurónico?

Por regla general a los tratamientos de mesoterapia facial con vitaminas, les adiciono ácido hialurónico libre para potenciar la hidratación de la piel. Además, trabajamos con productos de ácido hialurónico en gel para usarlo como un estupendo relleno, de manera que disimulamos ciertas arrugas, corregimos surcos, rellenamos ojeras y damos simetría a la estructura de la cara. 

Esa misma cualidad de relleno, lo convierte en un elemento perfecto para llevar a cabo uno de los tratamientos de medicina estética más demandados por mis pacientes como un aumento de labios, y como mencioné antes, el relleno de ojeras. 

No obstante hay que decir que no se usa el mismo ácido hialurónico para todas las intervenciones. Los laboratorios elaboran mezclas reticuladas o no, y con densidades variables, dependiendo de dónde queramos emplearlas, ya que no es lo mismo usarlo como hidratante que como relleno, y no es lo mismo rellenar unos pómulos, donde queremos levantar el tejido que crea los surcos nasogenianos o el llamado “rictus”, que unos labios que necesitan mantener una elasticidad diferente por todos los movimientos que realizan durante el día, o unas ojeras donde la piel es tan fina que requiere técnica y material especialmente delicados para su tratamiento.

¿Hay contraindicaciones?

Tal y como te he contado, el ácido hialurónico es una sustancia natural, y por lo tanto de efectos inocuos para el cuerpo humano. De hecho, cuando se hacen las infiltraciones en labios o en cualquier otra parte del rostro, ese ácido hialurónico tiene una caducidad determinada, ya que acaba siendo reabsorbido por el organismo.

Por ese motivo se puede decir que el ácido hialurónico es seguro, y no hay contraindicaciones en cuanto a alergias. Por otro lado. También te cuento, que en los casos donde tras una infiltración, los resultados han sido excesivos o los no pretendidos, es posible revertir sus efectos. Se trata de realizar un tratamiento compasivo inyectando una enzima denominada hialuronidasa, la cual es capaz de romper la molécula del ácido, lo que acelera enormemente la absorción, tanto, que desaparece por completo.

Una de las contraindicaciones más importantes es cuando existen enfermedades autoinmunes. Aquí el cuerpo confunde al propio organismo como extraño y “ataca” algunas células como si fuera protección contra algún agente externo. Aquí, el cuerpo es especialmente sensible y podría reconocer el implante de ácido hialurónico como extraño y generar una reacción adversa, por lo que en estos casos, prevenimos que esto suceda al no realizar estos tratamientos.

Otra contraidicación es realizar los tratamientos mientras estás en tratamiento médico con antibióticos, antivirales o antifúngicos. Hay que dejar que el cuerpo combata cualquier infección sin distraerlo, y una vez recuperado al 100%, es que nos podremos poner manos a la obra con la salud de nuestra belleza.

¿Qué pasa durante el embarazo o la lactancia?

Ahora bien, si estás embarazada o en etapa de lactancia, y consideras seriamente la posibilidad de aplicar algún tratamiento de medicina estética. Déjame decirte que, aunque no hay pruebas absolutas de que el ácido hialurónico tenga efectos negativos durante el embarazo o la fase de lactancia, los científicos tampoco pueden asegurar que no sea así. 

De manera que hay una especie de común acuerdo en no llevar a cabo tratamientos con ácido hialurónico en esos momentos. Pero no te preocupes, tenemos la alternativa de utilizar tu propio plasma rico en plaquetas y una vez que tengas a tu bebé y pases la lactancia materna, te podré recomendar los tratamientos de ácido hialurónico ideales para ti. 

Seguro  que te sorprenderás en cuanto a los tratamientos que hay para corregir estrías, cicatrices o paliar esas zonas flácidas que a todas nos pueden quedar tras el periodo de gestación y la fase de lactancia.

Ven a verme entonces y te explicaré todos esos tratamientos con detalle. De momento ya te he contado los datos más interesantes sobre el ácido hialurónico. Un producto tan importante en mi trabajo, pero cuya aplicación siempre debe llevarse a cabo en manos de un profesional. Un doctor o doctora capaz de asesorarte lo mejor para tu aspecto y sobre todo para tu salud. Eso hacemos con todos lxs pacientes que visitáis mi clínica de medicina estética en Barcelona.

¿Te has quedado con alguna duda? 

Haz un comentario