Labios

Tratamientos de medicina estética para tus labios

Si crees que los tratamientos de medicina estética solo pueden enfocarse hacia un aumento de labios, te equivocas. Hay más posibilidades. Si tú estás contenta con el tamaño de tus labios, pero reconoces que los tienes muy secos, lo cual siempre afecta a su aspecto carnoso, también puedo prepararte un tratamiento para solucionar ese problema.

En realidad, puedo diseñar el tratamiento de medicina estética que necesites, pero el primer paso lo tienes que dar tú. Es fácil. Consiste en venir a mi consulta y contarme cuales sus tus deseos y tus expectativas. A partir de ahí te informaré con más detalle de todas las posibilidades, tratamientos, productos y procesos a realizar.

Pero para que te hagas una idea, te voy a resumir un poquito sobre mi manera de trabajar para que consigas unos labios carnosos, mejores su simetría o los aumentes de volumen hasta el tamaño que deseas.

Lo que puede hacer la medicina estética por tus labios

¿Qué puede hacer la medicina estética por tus labios? De alguna forma ya lo he anticipado. Básicamente conseguimos mejorar su simetría, perfeccionar su forma, aumentar su tamaño o bien trabajar con el objetivo de lograr una mayor hidratación de labios sin incrementar su volumen.

Cada uno de estos tratamientos de medicina estética tienen sus particularidades, pero todos tienen un efecto positivo una vez concluidos. Sin duda, un rostro con unos labios carnosos, pero que sean al mismo tiempo armoniosos, es uno de los rasgos más atractivos que podemos poseer. Y eso es algo que está al alcance de ti mucho más fácilmente de lo que te imaginas.

En qué consiste el tratamiento de aumento de labios 

El aumento de labios es con mucha diferencia uno de los tratamientos de medicina estética más solicitados por las mujeres. De alguna forma, desde hace unos años se ha convertido en una auténtica tendencia femenina tener unos labios grandes. No obstante, aquí va un primer consejo, incluso antes de que te acerques a mi consulta:

No hay normas en cuanto al aumento de labios, es decir, no hay obligación alguna en conseguir unos labios extremadamente grandes. Se trata de lograr una boca con la que sentirse cómoda y de formas lo más armoniosas posibles con el resto de tu rostro.

Así que una vez que se tienen claras las expectativas a cumplir por mi tratamiento de medicina estética, ya puedo definir el modo y proceso para llevar a cabo el aumento de labios usando para ello los productos más adecuados. Que por otra parte siempre van a ser de máxima calidad como los de las marcas Teoxane®, Restylane Kiss®, Juvederm Smile® o Belotero Lips®.

Estos productos los inyecto aplicando previamente anestesia tópica para que pasen desapercibidos los pequeños pinchazos de las agujas superfinas empleadas en este tipo de tratamiento. Incluso he comenzado a utilizar más las cánulas para disminuir el número de pinchazos y también el riesgo de futuros hematomas temporales. Y si aún así piensas que te harán daño mis agujitas, podemos recurrir a una anestesia similar a la que te aplican cuando vas al dentista y dejamos adormecida toda el área de los labios por aproximadamente un par de horitas.

La gran ventaja es que conseguiremos mejorar la simetría de tus labios, recuperar su forma y lograr su aumento hasta el tamaño deseado. Y además gracias a la calidad de los productos que empleo en mis tratamientos estéticos, tus labios tendrán una elasticidad de lo más natural para que puedas realizar todos los movimientos habituales de tu boca, desde hablar hasta besar.

Y si te preguntas, cuánto tiempo van a durar los efectos de este tratamiento para el aumento de tus labios, pues te diré que rondará aproximadamente un año.

Hidratación de labios sin aumento, otra opción de la medicina estética

No hace falta que aumentes el tamaño y grosor de tus labios para que luzcan espléndidos. Quizás tú único problema sea una escasa hidratación de labios, por lo que se ven resecos y no demasiado atractivos. Pues bien, también puedo preparar un tratamiento para que muestres unos labios carnosos sin que aumentes su tamaño.

Para ello te tengo que conocer en persona y ver tus necesidades. Literalmente cada una somos un mundo, y nuestros labios también. Así que según nuestro ritmo de vida y nuestros hábitos, el tratamiento puede variar, así como su duración y frecuencia. Por regla general este tipo de tratamientos suele tener una duración de unos tres meses, pero esto puede cambiar incluso por motivos de la estación del año en que se realice. De manera que hay que hacerle un seguimiento.

No obstante, sus buenos resultados hacen que este tratamiento sea cada vez más pedido. Siempre se cumple con el objetivo final de la hidratación de labios. Es decir, conseguir que se vean unos labios jugosos, naturales y atractivos. Y para ello empleo productos como el RHA1 de Teosyal® de calidad contrastada y cuyos fantásticos resultados están acreditados por numerosas mujeres que han pasado por mi consulta.

 ¿Quieres ser tú una de ellas? Solicita cita y te cuento con todo detalle cómo va a ser este tratamiento estético que tanto te va a favorecer.