Ácido hialurónico

Qué es el ácido hialurónico en medicina estética

Aumento de labios en Barcelona

El ácido hialurónico es uno de los tratamientos de medicina estética más solicitados por mis pacientes. ¿Por qué? Porque su uso es uno de los mejores recursos que tenemos a nuestra disposición para enfrentarnos a la flacidez del rostro y del cuello. Un problema que podemos sufrir cualquiera, ya que surge al perder volumen debido a la edad o el adelgazamiento.

De modo que la inserción del ácido hialurónico nos devuelve un aspecto más jovial, incluso más lozano y saludable, ya que consigue que los tejidos vuelvan a su posición original. 

¿Quieres saber algo más sobre las características de este tratamiento de medicina estética? Ahora te cuento todo sobre el ácido hialurónico. Y entre otras cosas, cuál es el que yo empleo en mis tratamientos y cómo lo aplico sobre el rostro y cuello de mis pacientes.

Propiedades y beneficios del ácido hialurónico

Si al mirarte en el espejo notas que vas perdiendo la forma del óvalo facial o descubres que cada vez tienes más pronunciado el rictus o surco nasogeniano,  es muy posible que hayas perdido algo de tu estructura facial de base, que puede ser solo pérdida de paquetes grasos o también un poco de hueso. Es normal, y podemos solucionarlo reponiendo este volumen perdido para lograr que tus tejidos retornen a su postura original, la de un tiempo atrás. Para eso precisamente es para lo que sirven las inyecciones de ácido hialurónico.

Sí, has leído bien. Son inyecciones de ácido hialurónico. Pero no temas, el ácido hialurónico que inyectamos, además de ser un gel transparente, estéril e inocuo, lleva ya un porcentaje de anestesia para que su aplicación sea muy tolerable por los pacientes.

Además el ácido hialurónico es una sustancia que ya está presente en nuestro organismo de forma natural, por ello el rechazo del producto o las alergias al mismo son muy raras, y tiene como ventaja extra, su condición de elemento reabsorbible por parte del organismo. Estas razones lo han convertido en uno de los tratamientos de medicina estética más utilizados hoy en día. 

Por lo tanto, estamos ante un tratamiento con escasos riesgos para la salud como acreditan los numerosos estudios científicos publicados en los últimos años. Y a cambio los beneficios estéticos son más que evidentes, al recuperar la forma más joven de nuestros tejidos de una manera rápida y segura. Si bien es cierto que por su propia condición de sustancia reabsorbible por el organismo, cada tratamiento tiene un periodo  de duración que oscila entre un año y los 18 meses, tiempo tras el cual habría que llevar a cabo un nuevo estudio y una nueva aplicación si se considera necesario.

Cómo se utiliza el ácido hialurónico en la medicina estética

En mi caso, la experiencia me ha llevado a usar el ácido hialurónico de diversas marcas. Son Juvéderm®, Teosyal®, Belotero®, Restylane® y Profhilo®, usando cada una de ellas en los casos más oportunos. 

Si bien todas ellas son primeras marcas en el campo de la medicina estética, usar unas u otras depende del grado de envejecimiento y flacidez de cada persona, así como de los resultados finales que se busquen.

En cuanto a su aplicación, recurro tanto al empleo de agujas extremadamente finas, como a cánulas que me permite realizar menos pinchazos, reduciendo así el riesgo de aparezcan hematomas temporales. La mayoría de los productos incorporan anestesia en su presentación, pero podemos además emplear anestesia tópica para las zonas más sensibles o para quienes tienen una tolerancia más baja al dolor.

Tal y como ya he comentado, el ácido hialurónico lo uso tanto para tratamientos faciales como para el cuello.  Cuando vengas a mi consulta te conoceré mejor y podré recomendarte la combinación de diversos tratamientos de medicina estética, ya que por ejemplo los resultados del cuello, dependerán del nivel de descolgamiento que presente ¡No esperes hasta que ya sea muy evidente! pues entonces lo más efectivo será definitivamente un lifting quirúrgico. 

Sin embargo, hay un producto de ácido hialurónico, el Profhilo® de Sebbin, que consigue una acción bioregeneradora sorprendente, logrando una gran hidratación en profundidad, con la que se consigue evitar las temidas arrugas del cuello. E incluso, se puede combinar con sesiones alternas de Radiesse®, que tensa la piel debido a su capacidad para inducir colágeno. 

Si fuera necesario, también se pueden sumar los efectos de la mesoterapia o de los tratamientos con Botox®. ¡Siempre hay una posible solución, y la podemos encontrar!

En definitiva, que si tienes dudas, pero eres consciente de que necesitas un tratamiento de medicina estética para mejorar tu aspecto, te estoy esperando en mi consulta. Te haré un estudio de tus necesidades y te aconsejaré sobre qué es lo mejor que te puedes hacer para que luzcas un aspecto más joven y hermoso aunque siempre natural.

 

¿Agendamos? Contáctame