Plasma pen, qué tratamientos se pueden hacer

El tratamiento con plasma pen supone el uso de una tecnología generadora de plasma. Y se ha convertido a lo largo de la última década en un muy buen amigo de la medicina estética, y por ende muy amigo mío. 

Se trata de una tecnología muy eficiente, muy segura y verdaderamente versátil. Con el plasma pen y concretamente con el que yo utilizo que es el PlexR® se pueden llevar a cabo muchos tratamientos diferentes.

De esto te quiero hablar, de los tratamientos a base de generación de plasma que se pueden realizar con plasma pen en el campo de la medicina estética. Pero antes me gustaría contarte qué es el PlexR®.

Qué es el plasma pen PlexR®

A todos nos suena el término “plasma”, pero realmente sabemos qué es, o creemos que hablamos del plasma de la sangre, no, este es otro.

Es una palabra propia de la física y describe al cuarto estado de la materia. Es el estado que está a mitad de camino entre un estado gaseoso y uno líquido. Un estado indeterminado que en gran parte se debe a que las partículas que componen esa materia poseen una gran carga eléctrica sin equilibrio magnético alguno, el ejemplo más claro son los relámpagos.

Alguien ya estará diciendo: “Pero Montse, ¿qué rollo nos estás contando?, ¿qué tiene que ver eso con tu trabajo de doctora en medicina estética en Barcelona?”.

Pues la verdad es que el plasma es muy aprovechable en mi trabajo. Es muy buen conductor eléctrico y responde muy bien a las interacciones electromagnéticas.

Traduciéndolo a un lenguaje más comprensible, mediante la generación de plasma con PlexR® es posible generar un arco voltaico muy preciso sobre la piel que está sobrando en alguna parte del cuerpo y a la que deseamos eliminar. Tal vez la expresión de arco voltaico asuste un poquito. Pero no hay motivos para ello. 

En realidad es muy, muy seguro, ya que su acción se limita a las capas más superficiales de la piel, donde se crea una pequeña costra puntiforme que no permite que la energía profundice, por lo que el riesgo de complicaciones baja muchísimo.

La punta que se utiliza es muy fina por lo que nos da gran precisión del trabajo y aunque pueda parecer magia o ciencia ficción, lo cierto es que la piel ni siquiera entra en contacto con el instrumental necesario para este tipo de tratamientos de plasma pen.

Es una tecnología de vanguardia puesta al servicio de la estética, de la medicina estética. O lo que es lo mismo, puesta a tu servicio.

Tratamientos a base de plasma pen

Es un tratamiento muy eficaz para paliar problemas estéticos vinculados al envejecimiento, así como también corrige algunas manchas y mejora ciertas cicatrices. Dada la seguridad y la precisión del instrumental empleado, gracias al plasma pen se pueden hacer intervenciones en zonas ultrasensibles de nuestro rostro. 

Sobre todo si quien lo realiza es un médico especializado en llevar a cabo estas técnicas.

Un buen ejemplo de ello es que permite actuar con seguridad y eficiencia en un área tan

sensible como los párpados sin riesgo alguno para los ojos. De hecho, su seguridad se manifiesta en que no se necesita usar lentillas de protección ocular como lo hacemos con el láser. 

El plasma pen provoca una retracción de la piel que logra reducir su exceso, por ejemplo en los párpados caídos. Es una alternativa a la cirugía que incluso se llama “blefaroplastia no quirúrgica”.

Evidentemente los resultados son más naturales que con la cirugía, la recuperación más rápida y no hay riesgo de morados, pero dependiendo del grado de caída, o el exceso de piel que haya, requerimos más de una sesión o quizás te desaconseje esta alternativa, porque sí, desafortunadamente tiene un límite de acción.

Otro inestetismo que podemos tratar en la zona periocular son los xantelasmas, que son esas manchas amarillentas que aparecen alrededor de los párpados tanto superiores como inferiores y que suelen deberse a depósitos de colesterol.

También es muy útil para paliar las huellas más comunes del envejecimiento. Desde algunos tipos de manchas, los puntos rubí, hasta algunas arrugas de expresión por ejemplo las del entrecejo, contorno de ojos o código de barras.

Esto además con la ventaja de que no es incompatible con el uso de otras técnicas como la toxina botulínica o el ácido hialurónico, al contrario, la combinación de tratamientos siempre potencia los efectos positivos de cada uno.

Y no acaban aquí sus aplicaciones. Se puede llevar a cabo un efecto de retracción del exceso de piel para corregir cicatrices hipertróficas, es decir que han quedado un poco abultadas dentro de los límites de la herida sin llegar a ser queloides.

Y también lo usamos mucho para eliminar verrugas, queratosis y fibromas, o para mejorar las huellas que nos dejó el acné o una fuerte varicela difuminando las depresiones de la piel.

En definitiva, son muchos los tratamientos de medicina estética que se pueden practicar con esta técnica. Una herramienta que poco a poco está siendo más demandada, ya que está comprobado su bajo nivel de riesgo y sus múltiples beneficios.

La importancia del plan personalizado en medicina estética 

Ahora te voy a repetir lo que siempre te comento, para cualquier tratamiento de medicina estética de los que practico en mi consulta de Barcelona. Es decir, ni el plasma pen ni ninguna otra intervención se pueden hacer sin una historia clínica previa. 

Cada persona es especial y única, y antes de hacer nada, debemos conocernos y a partir de ahí elaborar un plan personalizado y exclusivo. Al mismo tiempo resolveré todas las dudas que puedas tener sobre los diferentes tratamientos de medicina estética que te puedo ofrecer. 

En el caso del plasma pen PlexR® te quiero comentar un poco en qué consiste el tratamiento y los pasos que hay que seguir una vez hemos terminado el procedimiento, así como explicarte qué va a pasar durante los días posteriores. 

El paso a paso

El tratamiento lo realizamos bajo anestesia en crema, la cual aplicamos durante 30 minutos antes de comenzar, y el procedimiento en sí suele durar unos 10 minutos. Durante este tiempo, voy “evaporando” el exceso de piel ya sea de queratosis, de los párpados caídos, fibromas o xantelasmas y van quedando unas costras en forma de puntitos. 

Esas pequeñas costras son las que tendremos que cuidar durante los siguientes días con una solución desinfectante como cuando tenemos alguna herida por una caída, por ejemplo la clorhexidina en spray (Cristalmina®), esta presentación suele ser más cómoda para aplicar en la zona tratada. Esto es lo único que se tiene que hacer, ni más ni menos. 

Al cabo de 3 días aparecerá la máxima inflamación de la zona, la cual suele ser muy aparatosa y a veces asusta, pero yo he visto que a mayor inflamación, el resultado queda mejor, así que se desaconseja la aplicación de hielo o antiinflamatorios. No habrá dolor, solo la molestia de la inflamación y es completamente reversible.

Una vez que las costras empiezan a caer, entonces comenzaremos con el tratamiento cosmético de la zona, aplicando cremas reparadoras de la barrera cutánea y ya podremos también aplicar maquillaje y sobre todo, protección solar.

El resultado del tratamiento es gradual, una vez se va desinflamando ya vemos la mejoría, al principio incluso el color de la piel quedará un poco rosado, pero al cabo de los meses, la piel sigue trabajando y mejorando. Por esta misma razón, en caso de necesitar una segunda sesión será recomendable dejar pasar mínimo unos 3 meses para que la piel ya se haya recuperado por completo, aunque esto lo valoraremos en consulta dependiendo del tipo de piel que tengas. 

Esas explicaciones también las considero muy importantes y con un objetivo claro. Quiero que cuando estés en mi consultorio, tengas la total seguridad de qué no corres peligro, y que seas un paciente convencido de que cuando acabe el tratamiento solo habrá resultados positivos. Aquellos que hayamos definido juntos en ese plan personalizado.

Por lo tanto, ahora la iniciativa la tienes que tomar tú. Yo te espero en mi consulta de medicina estética en Barcelona. ¿Te gustaría pedir cita? Por mi parte, estaría encantada de conocernos y poder aconsejarte lo mejor posible.