Mesoláser, rejuvenecimiento facial sin pinchazos

Los tratamientos de medicina estética están en una constante evolución. Y lo hacen en dos sentidos. Primero en efectividad, es decir, los avances científicos quieren garantizar que los objetivos que buscan nuestros pacientes se pueden lograr. Y por otro lado, las nuevas técnicas también se plantean ofrecer aplicaciones que sean más cómodas e indoloras. En esta línea, el tratamiento a base de mesoláser, rejuvenecimiento facial, cumple con ambos propósitos.

Los resultados del mesoláser son estupendos en medicina estética. Buscan rejuvenecer el aspecto de nuestro rostro, eliminando esas arruguitas y líneas de expresión que aparecen con los años.

Del mismo modo que está comprobada su efectividad para aclarar algunas manchas cutáneas o mejorar la estética de ciertas cicatrices. 

Es decir, es un tratamiento de medicina estética enfocado a lograr el rejuvenecimiento facial.

Y tiene como una de las enormes ventajas frente a otros tratamientos con objetivos similares, es su rapidez, el que no usamos agujas y también que no tiene efectos post-intervención.

¡Nada de hematomas o hinchazones temporales! Puedo asegurar que al salir de mi consulta en Barcelona podrás seguir con tus quehaceres sin que nada delate que has recibido un tratamiento de medicina estética, salvo que tu rostro lucirá más joven y luminoso de forma inmediata.

Debo aceptar que puede haber un poco de enrojecimiento inicial sobre todo en pieles sensibles, el cual durará unos cuantos minutos, y que incluso se puede usar maquillaje sin riesgo de infección ya que este tratamiento no requiere agujas para introducir el producto en la piel.

Qué es el mesoláser, rejuvenecimiento facial en medicina estética

Lo primero es decir que se trata de un técnica no invasiva, lo cual, como decía anteriormente, elimina el riesgo de ciertos efectos secundarios. Para describir cómo funciona un tratamiento de mesoláser voy a usar una palabra un tanto técnica: electroporación.

¿Qué es eso de la electroporación?

Básicamente se trata de usar un instrumental científicamente testado para aplicar un campo eléctrico a los tejidos. O dicho de otro modo gracias al láser puedo llegar a las capas intermedias de la piel, ya que el campo eléctrico me permite abrir lo suficiente los poros y hacerlos permeables a sustancias como el colágeno, vitaminas, ácido hialurónico y todos aquellos productos antiaging.

En mi caso recurro para estos tratamientos de mesoláser a la metodología N-FI (infiltración sin agujas) y a la tecnología Tecar, la más avanzada del momento.

Con ella preparo la zona para que reciba las sustancias rejuvenecedoras y también es una tecnología que me facilita su difusión en los tejidos para que sus efectos sean más rápidos, más visibles y más duraderos.

Además, esa correcta difusión evita que las aplicaciones sean excesivas, ya que una dosis exagerada podría acabar siendo contraproducente.

Tratamientos con mesoláser, rejuvenecimiento facial sin agujas

Ya he avanzado algunos de los beneficios estéticos que se pueden obtener con esta metodología del mesoláser. Sin duda su uso más demandado es para hacer rejuvenecer el aspecto de nuestra cara. Al permitirme aplicar los nutrientes y vitaminas al nivel de los tejidos, puedo incorporar todo aquello necesario para que se genere un mayor brillo y elasticidad en la piel, lo cual siempre aporta frescura al rostro.

Además en puntos concretos, el mesoláser es muy efectivo para atenuar arrugas de expresión, por ejemplo en la zona de alrededor de los ojos o de los labios, así como las mejillas. Y no solo eso.

También hay ciertas manchas en la piel que tras varias sesiones de tratamiento, quedan bastante disimuladas.

Ya sabes que me gusta mucho trabajar con actores, y busco siempre ofrecer tratamientos que brinden efectos naturales y respetuosos con nuestra expresividad.

El mesoláser, además de cumplir con estas dos premisas, nos permite hacer el tratamiento cuando tenemos un evento importante como entrega de premios, rodaje, sesión de fotos, bodas, etc., ya que los efectos son inmediatos y como lo he expuesto anteriormente sin el riesgo de que aparezcan hematomas (morados) y pudiendo aplicar tu crema y maquillaje en seguida de terminar la sesión.

Por último, otro campo prometedor del mesoláser, más aún con la tecnología Tecar que empleo en mi consulta, es suavizar la presencia de cicatrices.

Y me refiero tanto a las pequeñas cicatrices en el rostro, como a la huella de intervenciones quirúrgicas como una cesárea u otras operaciones como las hernias inguinales, la extracción de la vesícula biliar o de una apendicectomía.

Ya te he contado algunas cosas sobre este novedoso, indoloro, rápido y cómodo tratamiento de medicina estética. Ahora eres tú quién me tienes que contactar si te interesa.

Ven a mi consulta, hablamos y verás todo lo que puedo hacer por ti y por tu aspecto. ¡Te espero!

Haz un comentario