Cómo funciona la mesoterapia y para qué sirve

Saber cómo funciona la mesoterapia es de lo más revelador para comprender sus efectos extraordinarios en muchas afecciones. Y no solo de carácter estético, ya que esta técnica tiene muchas otras aplicaciones médicas. Consiste básicamente en hacer microinyecciones en puntos concretos del cuerpo de diversas sustancias, que van desde los medicamentos más convencionales hasta otros de carácter homeopático, además de vitaminas, aminoácidos o sustancias minerales.

Cada problema que se ha de tratar con la mesoterapia tiene su fórmula apropiada. Se ha de crear una mezcla de sustancias para ser inyectada en el mesodermo. O sea a un nivel superficial de la piel, más o menos a 4 milímetros de profundidad. Y allí comienza a cumplir su función. Bien sea para atajar ciertas dolencias crónicas que es para lo que se creó, o para corregir problemas de estética, tanto corporal como facial.

A nosotros, estas últimas aplicaciones para la medicina estética son las que más nos interesan. Así que va a ser en ellas en las que nos vamos a explayar contándoos para qué sirve la mesoterapia.

Tratamiento de medicina estética, ¿meso qué?

Ya hemos contado la base de cómo funciona la mesoterapia: la aplicación directa en una zona concreta del cuerpo de ciertas sustancias que mediante una microinyección se ubican ahí para atajar un problema. Eso en medicina estética es una enorme ventaja, por ejemplo para eliminar grasas.

Este uso de la mesoterapia es uno de los más habituales. Las sustancias más apropiadas y en los porcentajes idóneos para cada caso se inyectan en las áreas de grasa que puede haber en glúteos, muslos o abdomen. Y allí esa mezcla ayuda a disolver las grasas y trasladarlas hasta el torrente sanguíneo y de ahí a los riñones, para finalmente eliminarlas mediante la orina.

Ahora te preguntarás, ¿es qué sirve la mesoterapia para perder peso? Evidentemente, al eliminar grasa se baja de peso y de volumen, pero no es una técnica de adelgazamiento. Eso lo habréis de conseguir cuidando la dieta y haciendo ejercicio.

Aunque todavía hay más cosas para las qué sirve la mesoterapia corporal. Por ejemplo, es muy útil para reducir la celulitis. Ya que se aplican en la zona afectada sustancias que ayudan a reactivar el flujo sanguíneo, a tensar la piel y a reducir el tejido adiposo.

Y tal y como funciona la mesoterapia, este tipo de tratamientos de medicina estética son mucho menos largos de lo que sospechas. Por regla general, se trata de hacer entre cuatro y diez sesiones de microinyecciones una vez por semana. A la cuarta ya se empiezan a ver los resultados. Eso sí, es imprescindible que los profesionales de la medicina estética seamos capaces de crear la mezcla de sustancias idóneas para cada caso. Por eso hay que hacer un estudio previo de cada persona que viene a nuestra clínica.

Algo que también es aplicable para los tratamientos faciales. Porque también los hay, como os contamos a continuación.

Cómo funciona la mesoterapia facial

redensificacion facial
Foto: Pexels

El principio de aplicación en la mesoterapia facial es idéntico al de la corporal. Si bien, aquí las ampollas personalizadas que se preparan para inyectar en diferentes zonas del rostro tienen otros objetivos. Por ejemplo, renovar la piel, tensarla, hidratarla… O si hace falta también se puede tratar la eliminación de grasas en zonas como la papada. En definitiva, como siempre os cuento cada rostro es único, y hay que darle su tratamiento especial. 

Y no acaban aquí las virtudes de este tratamiento de medicina estética. Las huellas del acné o problemas con el cabello también pueden ser tratados con él. Es decir que para responder a la pregunta de para qué sirve la mesoterapia facial, tenemos que decir que hay tres tipos de tratamientos:

  1. Tratamientos de estética facial en los que mediante un “cóctel” personalizado podemos renovar, rejuvenecer y revitalizar el rostro. Y para ello emplearemos diversas sustancias como ácido hialurónico, partículas de ADN, arginina y otros elementos.
  2. Tratamientos contras las huellas del acné. Con la edad todos aquellos que habéis sufrido acné, con la edad descubriréis que la piel tiene mucha memoria, y se acentúan los signos cutáneos de esa enfermedad juvenil. Sin embargo, gracias a cómo funciona la mesoterapia facial y el uso de sustancias como la blastoestimulina se pueden eliminar ese tipo de cicatrices.
  3. Tratamientos capilares. ¿También sirve la mesoterapia para reparar el cabello? Sí, y no solo eso. Del mismo modo, la mesoterapia capilar ayuda a prevenir su caída. Se ha comprobado, tanto en hombres como en mujeres que la microinyección en el cuero cabelludo de distintas sustancias como la biotina, el pantenol o minoxidil, convierte en efectivos este tipo de tratamientos.

La importancia de un tratamiento de mesoterapia facial personalizado

Ahora que sabemos cómo funciona la mesoterapia se hace mucho más comprensible que sea absolutamente imprescindible la realización previa de un plan personalizado. Al fin y al cabo, se trata de inyectar en nuestro organismo sustancias ajenas a él. Unas veces naturales y otras sintéticas. Pero en última instancia, ajenas. De manera que hay que saber a la perfección qué se hace con ellas y conocer todos los efectos que tienen en el organismo, y más concretamente, en el del paciente. 

De manera que antes de adentraros en los beneficios de la mesoterapia, deberéis haceros este estudio y un plan de tratamiento. Si acudís a mi consulta, será lo primero que hagamos, y luego ya te contaremos para qué sirve la mesoterapia y cuántas sesiones necesitas. Pero la clave para que cualquier tratamiento de medicina estética sea efectivo, económico y no tenga contraindicaciones es realizar ese plan previo.

Haz un comentario